was successfully added to your cart.

Carrito

¿Cómo puedo ser yo luz? ¿Cómo llevar luz a mi vida? Este artículo está inspirado en las miles de luces que serán encendidas esta noche.

Y es que tradicionalmente en este día de diciembre las familias encienden una luz, una velita o un farol.

Es un acto simbólico al que tal vez con el paso de los años se le ha ido dando diferentes interpretaciones.

Pero…

¿Y si nosotras pudiéramos ser como esa luz que se enciende?

¿Y si nuestra luz pudiera iluminar no solo una noche sino todos los días?

Hoy quiero hacerte una propuesta:

¡Sé tu la luz que quieres encender!

Pero ¿cómo hacerlo?

En primer lugar, bien sabido es que no podemos dar de lo que no tenemos. ¿Cómo ser luz para otros si en nuestro interior hay oscuridad?

¿Qué áreas de tu vida están en tinieblas hoy?

¿Qué has encerrado en ti de tal manera que no entra ni un destello de luz allí?

¿Sobre cuáles de tus áreas deberías “correr las cortinas” para que penetre la luz del exterior?

En segundo lugar, siendo conscientes que permanentemente estamos impactando nuestro entorno.

Para bien o para mal, cada persona que nos rodea, cada lugar en el cual estamos presentes está siendo impactado con lo que proyectamos.

Tal vez no seas consciente de ello, pero te llegaría a sorprender cuanto ven o perciben los otros de ti.

¿Qué estás irradiando a tu paso?

¿Felicidad o tristeza? ¿Optimismo o pesimismo? ¿Esperanza o desánimo? ¿Disposición o desinterés? ¿Unidad o división?

Tal vez no alcances a dimensionar cuanta luz puede ser para una persona una sonrisa, una palabra de ánimo o un poco de escucha.

Y tercero, siendo intencionales en el propósito de ser luz.

Nada en tu vida va a suceder por el simple hecho de desearlo. Debes tener acciones coherentes con ello.

Determínate a no ser parte de tanta oscuridad que ya hay en el mundo. Determínate a hacer la diferencia.

Sé generosa en lo que tienes hoy para dar a otros.

Impacta al mundo con tu luz.

Y sí definitivamente es tu vida la que necesita ser iluminada, no dudes en ir a la fuente de luz inagotable.

“Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”

Juan 8:12 – NTV

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.